Seleccionar página

::Hoy tendré un día tranquilo.::

En la plaza de San Martín
no acostumbran besos sin amor,
venden palos de regaliz
y pintan retratos al óleo.

Bien sea el azar o el destino
hoy tendré un día tranquilo,
vengo a mojarme los labios
en un café y su periódico.

Soy un viajero ya viciado
que camina con lo puesto.
Soy quien se esfuma en la rutina
cuando me hablan del destino.

Hoy me dedico un buen libro
sentado al borde del río,
como quien huye del gentío
y se ríe sin motivo.

Vengo a firmar La Paz
con mi propia sombra,
vengo a escribir un postdata
en el Río de la Plata.

Soy un viajero ya viciado
que camina con lo puesto.
Soy quien se esfuma en la rutina
cuando me hablan del destino.

Y dime —¿quién huye del juicio
sin morder el anzuelo?

Víctor Báez – Un día tranquilo

Letra escrita por Víctor Báez